« Pertur Una primera muerte no nos libera... | Inicio | Alcohólicos. La honorable impaciencia del ser »

28/05/08

Comentarios

Darío Fernández

Ni sí, ni no, ni todo lo contrario. Estamos en la época del ni nos quedamos, ni salimos, ni mucho menos llegamos.

Y lo peor de todo es que -ójala me equivoque- volvemos de nuevo a las dos Españas. Una la oficial, con importantes leyes sociales pero que no se aplican o se aplican mal. Un ejemplo es la Ley de Dependencia. Y mientras tanto, la gente hace malabares para llegar a fin de mes, para pagar su hipoteca o para resistir mientras encuentra trabajo...

Te acabo de descubrir a través de Globalizado y a parte de coincidir en bastantes puntos de vista contigo -al menos en este post-, me ha gustado la sensibilidad que has demostrado en "alcohólicos. La honorable impaciencia del ser".

Un saludo,

Darío.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.